“Psicólogos en Murcia”

imagesCAAYO8AODel mismo modo que cuando uno tiene un hijo, no viene con un manual debajo del brazo que nos dice que hacer como padres, cuando una mantiene una relación de pareja, tampoco sabe qué hacer en cada caso.

Cuando la relación va bien, todo fluye, y las pequeñas asperezas se liman con relativa facilidad.

Sin embargo cuando pasamos una mala época, “las llamadas crisis de pareja”, parece que todo lo que antes nos iba bien ya no sirve, que todo molesta.

Entramos en un círculo vicioso en el que nos sentimos atacados casi de manera continua. Frases como: “es que no te puedo decir nada”, “estás esperando que hable para saltar”, “si hago malo y si no hago también”, “¿por qué tienes esa cara, te pasa algo? No, a mi no me pasa nada ¿y a ti?”

Entramos en una dinámica de ataque-defensa de la que nos costará salir.

¡Se ha declarado la guerra! Las batallas se suceden de manera continua. Como buenos soldados, nos ponemos el escudo, y cargamos el arma para estar preparados ante cualquier ataque. Nos metemos tanto en el campo de batalla, que perdemos la perspectiva de lo que realmente sucede.

Cuando aún queda amor, y nos paramos a pensar un poquito, nos damos cuenta de la guerra que tratamos de librar, y nos planteamos si tirar el arma al suelo y levantar los brazos para rendirnos, con el miedo de que el otro conquiste mi terreno, o seguir luchando hasta caer  muertos los dos.

Visto así es una pena, ¿verdad?imagesCAHUW05U

Por si no quieres llegar a esta situación, o por desgracia ya estás en ella, te recomiendo que libres  otra batalla, una cruzada personal para conseguir  responsabilizarte de tu relación y hacer todo lo que puedas para salvarla. Esa será tu victoria.

Quítate el escudo y deja el arma guardada, porque para seguir estos consejos no te harán falta:

1. ¡CAMBIA!. Es así de sencillo si lo que estás haciendo no te ha funcionado, cámbialo. Si te sueles callar, habla. Si elevas la voz, bájala. Si no respondes a las preguntas que se te hacen, contesta. Si sueles argumentar hasta asfixiar al otro, da tregua. Si no escuchas e interrumpes cuando te hablan, cállate, escucha y expón lo que hayas entendido. Si tienes la cara seria, sonríe. Si sueles tomar distancia cuando habláis levantándote del sitio, genera cercanía. Si eres de los(as) que te vas, quédate.

2. DEJA DE MIRAR AL OTRO. El justificar tu situación echándole la culpa al otro no te ayuda. Responsabilízate tanto de lo que haces como de lo que no. Céntrate en tu cambio, aunque a tu alrededor las cosas no lo hagan. Conviértete en el espejo donde se mireimagesCAP276YW

 

3. PERDONA. Para poder restablecer la relación es necesario que te perdones y perdones. Para ello son necesarias tres cosas:

  • Acepta la situación: es la que es y no otra. El pasado no lo podemos cambiar.
  • Empatiza: Trata de entender los motivos por los cuales actúa como lo hace. Si tú no te sientes bien, te aseguro que él tampoco. Las emociones seguro que le están jugando una mala pasada.
  • Perdona. El resentimiento es una emoción que te impedirá alcanzar la tranquilidad. Ya sabes lo que has vivido, y el dolor es tuyo, por ello no hace falta que tu resentimiento te lo recuerde continuamente. Puedes elegir.

4. CAMBIA LAS QUEJAS POR PETICIONES.  ¿Eres consciente de lo pesado que resulta cuando una persona se queja en voz alta? Deja de hacerlo: “es que eres demasiado casero, me aburro”, no es lo mismo que decir: “Me gustaría que planeáramos algún plan para salir este fin de semana, en lugar de quedarnos en casa”.imagesCA4BU7D3
5. ROMPE EL ROL QUE TU PAREJA TIENE DE TI. Seguramente tu pareja tiene una visión de ti, que sin darte cuenta refuerzas y hace que él /ella actúe de una determinada manera. Descúbrela y cámbiala, determinará la forma en que tu pareja se relaciona contigo.

 

6. COMUNICATE DE MODO ASERTIVO Y EFICAZ.

  • Di lo que quieres decir y no otra cosa.
  • No acuses, habla de ti o de los hechos. “Me he sentido …cuando tu…” “Cuando sucede…yo me siento”
  • Facilítale lo que te gustaría. “Cuando has llegado a casa y te has ido directamente al ordenador sin decirme nada, me he sentido sola. Me gustaría que cuando llegases a casa me saludases, nos diéramos un beso y después te fueras al ordenador”
  • “Me gustaría que cuando llego a casa me recibieras con una sonrisa para sentir que te alegras de verme. Te daría un beso y no me sentiría solo.
  • Escucha lo que te dice. No está atacando.

7. NO SOMOS NIÑOS, DEJA DE JUGAR AL ADIVINO. Si necesitas, pide. Si te apetece, propón, si no quieres, di no. No esperes a que el otro sepa lo que tú estás pensando. Aunque llevemos toda la vida juntos y lo hayamos hablado, no es suficiente.imagesCANLQY1D

8. PIENSA EN LO POCO QUE FUNCIONA. Sácale partido, no lo toques.

9. CÉNTRATE EN LO QUE OS ACERCA, NO SÓLO EN LO QUE OS SEPARA. No te castigues más con vuestras diferencias, en lo que os distancia. Fíjate en lo positivo,  en lo que os acerca. Piensa qué podéis compartir aún.

10. RECUPERA VUESTRO ESPACIO. Las parejas necesitan su tiempo y dedicación. La crisis habrá provocado una mayor individualidad en vosotros. Vuelve a contar con él /ella, y compartir vuestra vida.

“Psicólogos en Murcia”

Anuncios

4 comentarios en “S.O.S “Mi pareja no va bien” ¿Qué puedo hacer?

Deja tu opinión, sugerencia o petición de información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s