COVID-19, Confinamiento y Adicción a la Tecnología

COVID-19, Confinamiento y Adicción a la Tecnología

La etapa de confinamiento ha tenido graves consecuencias sobre algunas patologías, entre ellas, la adicción a la tecnología. Algunos estudios afirman que después de 6 semanas de confinamiento las actividades realizadas online de los menores españoles ha aumentado en torno a un 180%, y lo peor, es que se estima que este dato podría aumentar en la medida que aumente el tiempo de estar en casa

Pero en esta situación excepcional, ¿ Cómo se puede controlar esto?

Está claro, que hay que hacer algo, ya que aunque esta situación es temporal, pero no acabará radicalmente de un día para otro, con lo que el tiempo que los adolescentes seguirán en casa seguirá siendo mucho

Algunas RECOMENDACIONES PARA MINIMIZAR EL USO DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS:

1- Establecer en casa rutinas y horarios, aunque con cierta flexibilidad. Lo importante es que se diferencie el tiempo de ocio del que no lo es. Esto no son unas vacaciones

2.-Llevar un control de los contenidos y sitios web que visitan nuestros menores. Hay diversas aplicaciones que nos ayudan a ello

3- Relacionada con la primera recomendación, limitar el tiempo que pasan encerrados en su habitación; proponer actividades en familia que les puedan interesar, que la serie que ven en su cama la vea en el salón acompañados, que se comenten, o que cada día le toque a uno preparar la cena, jugar a juegos de mesa, compartir con la familia lo que siguen en las redes ( youtube, instagran)

4- Permitirles jugar a videojuegos, pero con un límite de tiempo. Esto habrá que adaptarlo a la edad del niño o adolescente

5. Y muy importante, realizar ejercicio o actividad física.

Aunque todo esto sería lo recomendable, se convierte en algo imposible en hogares donde el adolescente se queda sólo en casa o a cargo de hermanos menores porque ambos padres trabajan.

La gran pregunta es ¿Se puede crear una adicción en dos meses?

La respuesta a esta pregunta es algo más complejo que un sí o un no. En ello, influyen múltiples de factores.

Un grupo, que sí está en riesgo son todos aquellos jóvenes que ya padecían o estaban desarrollado una adicción a la tecnología, ya que ahora no tienen tantas alternativas o recursos para gestionar su problema. Estos casos son sólo los extremos, aunque algunos padres se percatarán de que sus hijos puedan tener una dependencia excesiva de la tecnología, después del confinamiento

Creo que, durante este periodo de confinamiento, habría que ser flexible y fomentar tiempo en familia con cosas que a nuestros niños y adolescentes les pueda interesar.

TERAPIA ONLINE / Duelo por Covid-19 / Citas inmediata 678 59 86 58

TERAPIA ONLINE / Duelo por Covid-19 / Citas inmediata 678 59 86 58

Clinica Vanesa Hernández.

Especialistas en Psicología Online

 

El Duelo, es un proceso emocional duro, que nos toca vivir alguna vez a lo largo de nuestra vida. Siempre ha sido un motivo de consulta habitual en nuestras clínicas de Murcia y Molina de Segura, ahora también a través de terapia online.Sin embargo, nunca pensamos que se produciría una situación, como la que estamos viviendo, debido al Covid-19, y que muchos de nosotros tendrían que afrontar la pérdida de un ser querido de un modo tan atípico como el que está siendo habitual estos días. No nos hemos olvidado de vosotros, te ofrecemos ayuda aquí

Para muchos, el duelo no comienza ante el fallecimiento del ser querido, seguramente empiece antes. Lo duro comienza cuando hospitalizan en estado grave a esa persona querida y ya el contacto es inexistente. Inevitablemente, uno piensa en que quizá no vuelva a ver a esa persona más, siempre con esa doble voz en nuestra mente que nos grita que tengamos esperanza.

La falta de acompañamiento en los últimos días de vida, el no poder expresar lo que uno siente, la paz y tranquilidad necesarias para poder hacer un buen duelo, no son posibles en estas circunstancias. Un abrazo, el poder cogerle la mano a la persona encamada, una mirada de afecto… En estos días de distancia y ausencia, la angustia y el dolor se multiplican.

Una vez que recibimos la noticia del fallecimiento, aunque ya se haya sufrido mucho, viene lo peor. No poder organizar una despedida, según las creencias de cada uno, puede ser muy duro. No poder acercarse al ser querido y no poder compartir con los demás y ellos contigo el dolor por la pérdida. Los funerales, son ceremonias que sirven de rituales tranquilizadores para la mayoría de las personas. Es la despedida, de todas las personas que querían al fallecido, unidas por el amor que le tenían. Es una experiencia sanadora para los seres queridos el recibir muestras de apoyo y afecto, tanto para él que ya no está, como para ellos. Pero, esos rituales tampoco son posibles en este momento.

¿Cómo puede afrontar el duelo la persona que pierde a un ser querido y se encuentra confinada?

En este caso, los mensajes tranquilizadores del tipo, “No pasa nada…”, no funcionan. La persona tiene derecho a sentirse muy triste y enfadada, impotente…Dar salida a esas emociones mediante manifestaciones verbales y llanto es necesario en este caso. Expresar su rabia es necesario.

Por otro lado, hay que tomar consciencia de que aunque en los últimos días no se ha podido acompañar a ese familiar, si se ha estado presente en su vida, y eso es lo que cuenta. Recordar activamente el ciclo vital compartido también es sanador.

Tener muy claro que, el entierro o cualquier ceremonia o ritual de despedida, sólo se pospone. Se hará después, donde se podrá compartir con todas las personas que quieren expresar su pésame y amor por la persona fallecida, para que tenga una despedida digna.

 

 

Vanesa Hernández

Psicologa Online 

Presencial en Murcia y Molina de Segura

TERAPIA ONLINE / Confinamiento y adolescentes. Recomendaciones saludables para padres

TERAPIA ONLINE / Confinamiento y adolescentes. Recomendaciones saludables para padres

Clinica Vanesa Hernández.

Especialistas en Psicología Online

TERAPIA ONLINE PARA ADOLESCENTES

 

La situación de confinamiento, puede volverse dura sobre todo cuando pasan los días y aparentemente la fecha límite se prorroga una y otra vez. Esta situación de “encierrro” y pérdida de libertad puede ser difícil para cualquiera de nosotros, pero quizás más complicada si se es adolescente. No olvidemos que, a ellos, les ha pillado esta situación en un momento vital donde reclaman y necesitan libertad, espacio e independencia y donde sus prioridades están puestas en las relaciones sociales. Ni que decir tiene, que esta situación se lo ha quitado todo de golpe, y de repente se ven sin espacio para ellos, conviviendo 24 horas con sus padres y donde no tienen la opción de escaparse a la calle para tomar el aire. Sólo cuentan con una ventaja, y es que a través de su dominio y uso de las redes sociales, pueden mantenerse entretenidos y conectados a ese mundo social que tanto ansían.

Terapia online para Adolescentes

 

Por ello, dependiendo de la madurez del adolescente, su temperamento y relación con sus padres y hermanos, la gestión de pequeños conflictos cotidianos se convertirán en verdaderas batallas o no.

Algo importante, es hacerles entender que esta situación es pasajera y que no es un castigo  ni capricho de los padres. Además, a medida que van pasando los días de confinamiento, la propia realidad les convencerá que, no sólo ellos, sino que todo el mundo está en casa y es lo mejor. A través de las redes sociales, van a ser conscientes de que personas de todas las edades, estatus, conocidas o no, están respetando las normas en sus casas, y esta circunstancia puede que provoque en su mente un giro radical, ya que la pertenencia al grupo, es algo fundamental en un adolescente. Ellos, ahora, pertenecen a ese grupo de gente, que son héroes por quedarse en casa.

Psicología y Terapia Online

En cualquier caso, es importante, que nosotros como padres y adultos mantengamos la calma y entendamos que esta situación es momentánea y pasará.

Algunas recomendaciones que pueden ayudarnos en este momento, para que la relación con nuestros hijos, no se deteriore a largo plazo son:

Aceptar que los enfrentamientos y conflictos serán inevitables. Su frustración y desesperación se traducirá en irritabilidad. Así que, en la medida de lo posible tratemos de evitarlas.

Aunque te pondrán cara de pocos amigos al principio, invítales a que participen en actividades comunes, podemos potenciar sus habilidades para que nos enseñen cosas también a nosotros. Seguramente, terminarán cediendo a participar.

Psicólogo y Terapia Online con videollamada

 

No olvides que tú para ellos eres un extraterrestre, vivís en planetas diferentes con lo que entenderos será complicado. Ellos viven a otro ritmo, piensan diferente, su percepción de la realidad quizá diste mucho de la tuya. Piensa que, a lo mejor, este es un buen momento para escucharles y conocerles mejor.

Muy importante: todo lo que salga por sus bocas no va dirigido a vosotros, es su reivindicación ante su individualidad. Por ello, no toméis demasiado en serio lo que os dicen y hacerles ver que si él/ella esta frustrado por la situación le entendéis, pero que vosotros también lo estáis.

Si somos capaces de entender que de nada sirve ascender en una escalada de agresión verbal, evitaremos un clima de tensión continuo que sólo aumentará la irritabilidad entre todos.

Déjales su espacio. Ellos necesitan sentirse libres.

Y sobre todo mucha, mucha, mucha paciencia, flexibilidad, amor y tolerancia

Vanesa Hernández

 

 

Psicóloga en Molina de Segura. Murcia

Terapia Online y Presencial

TERAPIA ONLINE / La Gestión Emocional: más importante que nunca en estos días de Confinamiento

TERAPIA ONLINE / La Gestión Emocional: más importante que nunca en estos días de Confinamiento

Clinica Vanesa Hernández.

Especialistas en Psicología Online

Terapia Online Inmediata

 

Anteriormente, en otras publicaciones ya os hablé de la importancia de la gestión emocional y de su importancia a la hora de enfrentarnos de un modo sano a nuestro día a día.

Sin embargo, me ha parecido apropiado, volver a retomar el tema, en estos días de confinamiento. Supongo, que como tú, no dejo de recibir mensajes en los diferentes medios de comunicación, de la importancia de mantenernos activos física y mentalmente para llevar mejor estos días de aislamiento y falta de libertad de movimiento. No digo que no sea buena idea el mantener la mente ocupada y el cuerpo en movimiento para llevar mejor esta mes en nuestros hogares, pero:

¿No crees que nos estamos obligando en exceso a no sentir la situación como lo que realmente es?

Psicóloga y Terapia Online

 

La situación que se nos describe continuamente en todos los medios de comunicación es más propia de una película de terror que de nuestra realidad más cercana, pero cuidado, luego es tu responsabilidad estar ocupado para que no cunda el pánico.

Las emociones, tanto las que vivimos de un modo positivo como negativo, son reacciones de nuestro organismo para adaptarse al medio y garantizar nuestra supervivencia.

Son necesarias para nuestro aprendizaje y crecimiento personal. Sin embargo, nos educan a huir de sentir las emociones negativas. Es necesario saber identificar este tipo de emociones, para poder leer que podemos aprender de ellas, y así poder realizar una mejor gestión de las mismas. Durante estos días de confinamiento lo normal es sentir: miedo, incertidumbre, preocupación, enfado, culpa, tristeza…

El miedo es una emoción que nos alerta de una posible amenaza o daño para nosotros y nuestros seres queridos. Cuando el miedo es desproporcionado o ante circunstancias inexistentes, podemos pasar a padecer estados de ansiedad

La incertidumbre es un componente del miedo. En estos días, quizá sea lo que más estemos experimentando, un montón de preguntas sin resolver en nuestra mente, aumentan la sensación de falta de control y de miedo, ya que nadie nos puede garantizar una respuesta 100 % segura.

La preocupación, va directamente relacionada con el miedo y la incertidumbre. Es el proceso cognitivo o mental por el que tratamos de anticiparnos a los acontecimientos para poder controlar las consecuencias negativas de los mismos y estar mejor preparados para poder enfrentarnos a ellos.

La tristeza, es una emoción que experimentamos ante la pérdida. Nos ayuda a aceptar lo que está ocurriendo y adaptarnos a la nueva situación.

La frustración, la sentimos cuando no aceptamos la tristeza de que las cosas no son como nos gustaría y nos resistimos a aceptarlas.

La culpa, es una emoción que nos sirve para ser conscientes de qué hemos podido causar daño o generar consecuencias negativas para nosotros o los demás con nuestros actos. La culpa nos ayuda a tomar conciencia y rectificar, además de poder enmendar el daño causado.

El enfado, es una emoción que nos ayuda a defendernos de posibles amenazas y poder defendernos ante injusticias o daño. En ocasiones el enfado y la frustración se confunden, ya que en ocasiones creo estar enfadado, cuando las cosas no son como yo creo que tienen que ser, y realmente estoy frustrado.

Todas estas reacciones emocionales son inherentes al ser humano y propias de ser sentidas en días de crisis sanitaria y confinamiento. No sucede nada si nos atrevemos a sentirlas, para poder darles salida de un modo sano.

Es lógico tener miedo y sentir incertidumbre. Nunca nos habíamos enfrentado a una situación parecida. Pero el hecho de sentirla, no significa que nos recreemos en ellas.

Los pasos a seguir para una buena gestión emocional serían:

  1. Identificar la emoción que estoy sintiendo. Para ello me tengo que tomar unos minutos para poder descubrir de qué me está alertando esa emoción.

2. Una vez identificada, tengo que escuchar mi mente y “cazar” los pensamientos que están sosteniendo esa emoción.

Por ejemplo: siento Miedo. El miedo es la emoción

¿Qué pienso? Me voy a quedar sin trabajo, no conseguiré otro, mi familia pasará necesidades, no podré pagar hipoteca….( estos son los pensamientos)

3. Escribir en un papel cada uno de los pensamientos y tratar de buscar una respuesta de acción 

¿ Ha ocurrido ya el pensamiento? ¿es cierto lo que estoy pensando?

¿Qué puedo hacer ante ello? ¿ Puedo hacer algo ya?

4. Una vez dada respuesta a estas preguntas, mis pensamientos cambiarán y la emoción se aliviará. Hemos transformado la preocupación en ocupación.

 

Otra estrategia que nos puede ayudar a no quedarnos anclados en una emoción, puede ser el centrarnos sólo en el momento presente y posponer los pensamientos para después. Escoger un momento del día para ” preocuparnos” y el resto del día centrarnos en el aquí y ahora.

Algo importante. Lo efectivo y sano es ocuparnos de las dificultades o posibles situaciones. Nos podremos ocupar de ellas cuando sucedan y podamos actuar. Si no han ocurrido y sólo son hipótesis mentales, lo único que puedo hacer es pensar y pensar sobre ello. Cuando pienso de modo repetitivo en algo, aumento la emoción de miedo asociada a los pensamientos, ya que sube mi sensación de falta de control, al ser consciente que no puedo hacer nada para solucionar algo que aún no ha ocurrido.

Para aliviar las sensaciones físicas y mentales del miedo, te puede venir muy bien estos días, realizar respiración diafragmática, meditación, mindfullnes, relajación muscular progresiva de Jacobson. Afortunadamente, en youtube puedes encontrar audios y videos de todo ello.

Además, como he dicho al principio, me parece muy sano mantener la mente ocupada y el cuerpo activo, pero con conciencia y gestión emocional

 

 

 

TERAPIA ONLINE / Utilicemos la situación del Covid-19 como ¡¡Un reto personal!!

TERAPIA ONLINE / Utilicemos la situación del Covid-19 como ¡¡Un reto personal!!

Clinica Vanesa Hernández.

Especialistas en Psicología Online

 

Es importante, en estos días de incertidumbre e impotencia que nos toca vivir,  por la situación en la que nos encontramos( más propia de una película de ciencia ficción e impensable para la mayoría de nosotros hace unos meses), cuidar nuestra salud mental.

 

El COVID19 , nos plantea un reto, una carrera de fondo en el que todos y cada uno de nosotros tenemos que llegar a la meta.

 

Cada participante tenemos unas circunstancia y vivencias personales, que en algunos casos actuarán como fortalezas, empujándonos a seguir la carrera con ritmo y ánimo y en otros nos señalarán nuestros puntos débiles que nos harán tambalearnos, pararnos e incluso tropezarnos.

 

Por eso tenemos que prestar una especial atención al camino que queremos seguir. Siendo conscientes y responsables de nuestra manera de pensar, sentir y actuar.

 

Importante para todos los que participamos en este reto. Saber que llegaremos a la meta, con disciplina y apoyo mutuo, no cabe duda.

 

 

 

Fundamental. Autocuidado: mantenerse con ocupaciones y seguir rutinas.

 

Realizar una planificación de nuestro día. Donde aparezcan actividades de ocio, autocuidado y de las propias responsabilidades del hogar y del trabajo.

 

Programar alguna actividad física a lo largo del día, ya sean estiramientos, tabla de ejercicios… nos mantendrá activos y en forma para continuar nuestra carrera con más fuerza.

 

 

 

No sobrecargarnos de información que nos paralice en nuestro reto.

 

 

Tenemos la responsabilidad de seguir avanzando a nuestro ritmo y con nuestros tiempos. No podemos focalizar nuestro atención en el COVID 19 y acrecentar nuestros miedos. Buscaremos un momento al día para consultar novedades, sin estar conectados todo el tiempo a los medios de comunicación y redes sociales. Esa información tendrá que provenir de fuentes oficiales.

 

Tiempo para nosotros.

Lo más sano y sensato, en situaciones como la que estamos viviendo, es, mientras que dure el confinamiento responsabilizarnos de nosotros y nuestro bienestar.

Realizar una lista de actividades con las que nos sintamos mejor. Una vez elaborada, nos podemos proponer llevar a cabo al menos tres al día.

 

En mí caso, por ejemplo, hoy ya he realizado una de ellas, que me conecta con lo que realmente me importa y es transmitiros estas recomendaciones para aquellos corredores que quedan rezagados y le flaquean las fuerzas.

 

Ánimo!! Todos juntos podemos!!

 

CLÍNICA VANESA HERNÁNDEZ. PSICÓLOGOS EN MOLINA DE SEGURA. MURCIA

TERAPIA ONLINE / Algunas recomendaciones para afrontar el miedo y la ansiedad ante el Covid-19

TERAPIA ONLINE / Algunas recomendaciones para afrontar el miedo y la ansiedad ante el Covid-19

Clinica Vanesa Hernández.

Especialistas en Psicología Online

 

Como en cualquier situación, donde sentimos cierta amenaza ante nosotros o nuestros seres queridos, nuestra mente reacciona defendiéndose con el único mecanismo que cuenta, que es desarrollar una respuesta de miedo que manda la orden a nuestro cuerpo de que se prepare para la acción. Nuestro cuerpo experimentará sensaciones propias de miedo y ansiedad. La situación que estamos viviendo en este momento, debido al Coronavirus, es una situación prototípica de miedo, por ello, te recomiendo algunos tics, para afrontarla de un modo sano y responsable.

  1. Tener información fiable, veraz y contrastada.
    Algo fundamental ante una situación de alarma sanitaria y consecuentemente de alarma social, es contar con información que provenga de fuentes fiables como el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud de la región de Murcia, además de la OMS.
  2. Nuestros pequeños también necesitan estar informados, adaptando la información a su edad y capacidad de comprensión
  3. Aunque parezca una contradicción, con lo anterior, hay que evitar la sobreinformación. Continuamente estamos expuestos a noticias referentes al mismo tema, que nos llegan de diferentes fuentes. Ese exceso puede provocarnos una mayor probabilidad de asimilar como cierta toda la información que nos llega, sin haberla contrastado, y por otro aumentar nuestro nivel de ansiedad ya que nuestro estado de alerta es continuo. Es suficiente con estar informado de modo responsable un par de veces al día, y el resto del tiempo, seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias.
  4. Prestar atención a nuestro cuerpo, para detectar un posible síntoma lo antes posible, manteniendo siempre una actitud de calma y tranquilidad.
  5. Confiemos en nuestros profesionales sanitarios y mantengamos una actitud de agradecimiento a todos ellos. A ellos les afecta esta crisis como a todos y están al frente del cañón, para ayudarnos y parar esta situación cuanto antes
  6. Aceptemos la situación sin resistencia ni frustración. Para ello, adaptemos nuestros hábitos a la situación de cuarentena y a las recomendaciones sanitarias. Aunque estemos encerrados en nuestros hogares, mantén unas rutinas mínimas de sueño, alimentación, actividad, tareas, y ocio. Sigamos manteniendo el contacto social a través de las nuevas tecnologías. Pensemos que esta situación nos hará valorar más determinadas cosas y dedicar nuestro tiempo, con otras prioridades.Nuestro estado de ánimo lo agradecerá.
  7. Con buen humor, todo se lleva mejor
    Durante estos días,  hemos compartido mensajes graciosos y ocurrentes que ayudan a reirnos de nosotros mismos y a mirar la situación de un modo más distendido
  8. No te bloquees. Es normal sentir miedo y desconcierto ante una situación cambiante cada día y que supone una amenaza para todos a todos los niveles. Pero no permitas que ese miedo y angustia te paralice y limite tu capacidad de adaptación. Sigue las recomendaciones, y estarás haciendo lo correcto.
  9. Confía en ti, tira de tu experiencia anterior y de los recursos que te ayudaron a superar situaciones pasadas
    Todos contamos con experiencias previas en las que nos hemos tenido que enfrentar a situaciones de ansiedad o miedo, y hemos contado con recursos para superarlas, por lo que hay que poner en marcha esas capacidades para poder afrontar de manera positiva esta nueva situación.
  10. Compartir nuestros sentimientos y acudir a un profesional de la psicología cuando sea necesario. Aunque no podamos salir de casa, se pueden realizar sesiones online. Son igual de efectivas que las presenciales y están sujetas al mismo rigor científico y deontológico.

Beneficios de practicar mindfullnes

Beneficios de practicar mindfullnes

En anteriores publicaciones, os hemos contado qué es el mindfullness y cómo puedes practicarlo en tu vida diaria.

Ahora toca conocer cuáles son los beneficios de esa práctica diaria y cómo te ayudará a sentirte mejor

La práctica diaria de meditación nos ayudará a :

  1. Mejorar nuestra inteligencia emocional. La inteligencia emocional es la capacidad que tenemos para saber identificar nuestras emociones y las de los demás y la destreza en la gestión saludable de las mismas. El mindfullness nos ayuda a aumentar el nivel de consciencia sobre nuestra mente y cuerpo, y por ello favorece a ese mejor conocimiento de nosotros mismos y de las relaciones con los demás
  2. Reducir los niveles de estrés. Diferentes estudios concluyen que la atención plena disminuye los niveles de cortisol en sangre, hormona presente en los procesos de ansiedad
  3. Disminuir el insomnio. La práctica diaria induce a unos niveles mayores de relajación al reducir nuestra alerta hacia preocupaciones cotidianas, y esto favorecerá a una mejor calidad de nuestro sueño.
  4. Producir modificaciones en nuestro cerebro que nos protegen de enfermedades mentales
  5. Aumentar nuestra creatividad y amplitud de perspectiva. La meditación nos proporcionará una mayor perspectiva a la hora de analizar situaciones de la vida diaria y favorecerá una resolución de problemas más efectiva.
  6. Mejorar la capacidad de concentración y por lo tanto nuestro rendimiento académico o laboral.
  7. Disminuir la probabilidad de recaídas en procesos de adicción.
  8. Mejor gestión de estados depresivos y ansiosos .La meditación permite a  a nuestro cerebro conseguir un mayor control sobre el dolor y las emociones, concretamente a través del control de los ritmos alfa corticales (que desempeñan un papel sobre que sentidos presta atención nuestro cerebro), según un estudio en la revista Frontiers in Human Neuroscience.
  9. Mejorar nuestra calidad humana. Nos ayuda a tener una mayor empatía, lo que mejorará las relaciones con el entorno y los demás.

 

 

 

Clínica Vanesa Hernández

Psicóloga en Molina de Segura, Murcia

Cómo practicar mindfulness en mi día a día

Cómo practicar mindfulness en mi día a día

Una vez que conocemos los beneficios de la práctica del mindfulness, nos preguntamos cómo poder practicarlo en nuestro día a día. En las siguientes líneas te doy algunas ideas para que puedas practicar mindfulness en tu práctica diaria.

Como ya sabemos, por nuestro anterior artículo, el mindfulness nos lleva a un nivel de consciencia que nos centra en la experiencia presente, aplicando una atención plena sólo a ello.  Debido a la velocidad con la que cambia todo y las exigencias que la sociedad y nosotros mismos nos imponemos, la mayoría de nosotros, tenemos la sensación, de que nuestra mente también va más acelerada de lo que nos gustaría. Nuestro pensamiento se mueve continuamente hacia adelante y hacia atrás, pasado y futuro, lo que podría haber sido y no fue y lo que podría ser o y “si fuera”. Nuestra mente está llena de ruido mental y pensamientos intrusos, que nos gritan continuamente y nos impiden vivir nuestro presente, nos impiden centrarnos plenamente en nuestra experiencia, que es la que estamos viviendo, y donde podemos encontrar la serenidad.

Pensamos, que nosotros dominamos nuestra mente, pero realmente, nuestra mente nos lleva todo el tiempo a lugares en los que nosotros no elegimos estar. ¿Cuantas veces acaba el día y tienes la sensación de no haber hecho nada, pero realmente no has parado de hacer cosas durante todo el día?. Es un ejemplo, cómo tu mente te lleva donde quiere y no eres tú quien decide qué hacer, a qué darle prioridad ese día y cumplir con tu propósito. Al despertar por la mañana, nuestro piloto automático se puso en marcha y nosotros sólo nos dejamos llevar por el torrente de ideas y miedos en los que se ha convertido nuestro espacio mental.

Para poder hacer de tu mente un espacio vacío de ruido, de pensamientos que no son tuyos y donde prime la serenidad, la práctica diaria de mindfulness es una buena manera de empezar.

A este estado se puede llegar a través de la práctica de la meditación, beneficiándonos además de reducir el nivel de sufrimiento y experimentar mayores niveles de salud y bienestar.

Como sabes, los beneficios se obtienen con una práctica diaria, regular y sistemática. No es necesario que le dediques mucho tiempo para empezar, con 10-15 minutos al día, estaría bien.

Te voy a recomendar algunas ideas de cómo podrías introducir la práctica del mindfulness en tu día a día.

  • Uno de los momentos en los que podemos practicar mindfulness es mientras caminamos. Podemos dar un paseo de 30 minutos o simplemente podemos aprovechar trayectos que tengamos que realizar como ir al trabajo, ir a por los niños al colegio, ir a la compra…Mientras caminamos sólo tenemos que centrar nuestra mente en nuestra respiración y en la sensación de cada pie cuando toca el suelo. También podemos elegir otras sensaciones donde centrar nuestra atención, como puede ser el roce del aire en nuestra cara, o el camino del aire cuando entra en nuestro cuerpo, llega a los pulmones y vuelve a salir. Algo que debes tener en cuenta, es que el ritmo de tus pasos tiene que ser cómodo para tí. Si lo practicas todos los días, tu cuerpo y tu mente notarán los beneficios.
  • También podemos practicar mindfullnes en casa. Para ello, lo primero es comprometernos con nosotros mismos para practicarlo día a día. A partir de ahí, sólo nos queda elegir un momento del día (10-15 min) y un espacio tranquilo. Elegir una postura cómoda y centrarnos en nuestra respiración. Para comenzar, te puede resultar útil, algunas meditaciones guiadas en audio. En internet puedes encontrar diferentes gratuitas. En ocasiones, puede resultar complicado, sin haber reeducado a tu mente, centrarla simplemente en tu respiración. Por ello, el escuchar una meditación guiada, puede ayudar a tu mente a centrarse más fácilmente en ese momento presnte.Poco a poco puedes ir aumentando el tiempo dedicado, si así lo deseas, y obtendrás beneficios seguro.
  • Otro momento del día en el que podemos introducir la meditación es durante nuestro desayuno o mientras nos damos una ducha. Son acciones que realizamos todos los días y que por lo tanto, no nos gastarán tiempo de otras actividades. Una vez más, necesitamos centrarnos solamente en las sensaciones que ese momento nos esté proporcionando nuestra actividad. En los sabores, o en la sensaciones corporales de enjabonarnos o del agua en nuestro cuerpo. Es el momento elegido por nosotros para cuidar nuestra mente y cuerpo. Por ello nos permitimos hacer un paréntesis de silencio.
  • En cualquier momento del día.Desde mi ropa experiencia personal, cualquier momento del día puede ser bueno para meditar. Puedes realizar microsesiones de meditación con una duración de 2 a 5 minutos en cualquier momento y lugar. Sólo tendrías que elegir ese momento y parar tu mente para dedicarte esos minutos a ti, centrándote en tu respiración y dejando pasar y salir de tu mente cualquier pensamiento o idea, sin pararte en ninguna de ellas ni emitiendo ningún juicio de valor. Por ejemplo, mientras esperas a alguien, mientras conduces, mientras vas de un sitio a otro, mientras te cepillas los dientes, sentarte en un banco y observar la gente pasar durante dos minutos…Si realizas cinco microsesiones al día, con el paso de las semanas obtendrás resultados. Tu mente necesita salir de ese bucle de pensamientos, por ello de este modo le regalas 5 ratitos de tranquilidad.
  • Estas micro-meditaciones, las puedes combinar con cualquiera de las prácticas diarias que he descrito anteriormente. De este modo, el beneficio será mayor.

Espero que te animes a empezar y que encuentres ese silencio mental que necesitas

 

Clínica Vanesa Hernández

Psicóloga en Molina de Segura, Murcia.

 

 

 

 

 

Cómo tratar el acoso escolar o Bulling

Cómo tratar el acoso escolar o Bulling

Como ya expusimos en la sección de Acoso escolar o bulling, el bulling es el acoso acoso y/o intimidación de una o varias personas ( abusadores) a otra (la víctima), dentro del ámbito escolar. El acosador o acosadores repiten esta conducta de forma regular durante un tiempo y disfrutan sintiéndose superior al acosado y con el sufrimiento de la víctima. La exposición repetida de esta condición por parte de la víctima puede traer consigo consecuencias graves a nivel psicológico y físico.

Puede que esta situación te toque cerca, porque un familiar, hijo o persona de tu entorno lo pueda estar padeciendo.

¿Qué podemos hacer ante algo así? Te damos algunas recomendaciones, para poder afrontar una situación de acoso, de tu hijo o un alumno o persona cercana.

  1. Habla con él o con ella. Es muy importante que se haga desde el amor y que sienta sobretodo tu interés por saber realmente cómo se siente. No le muestres rabia ni enfado, aunque sea con la situación, ya que tiene que sentirse cómodo contándolo, si no es así, no te contará más.
  2. Es necesario hablar con las personas del entorno educativo para indagar información, y mantener una comunicación continua.
  3. También es muy positivo para afrontar el proceso, hablar con los padres de los niños acosadores. En muchos casos, no son conocedores de la situación, y por ello, no pueden intervenir en bloquear la situación.
  4. Ayuda a tu hijo o quien sea la víctima, a pensar en estrategias de afrontamiento y gestión de sus emociones. Normalizar sus emociones de miedo e incorporar en su vida amigos que le sirvan de apoyo social.
  5. Recurrir a ayuda profesional, favorece a trabajar su autoestima, para que se empodere y tenga una imagen positiva de sí mismo. En ocasiones también es necesario trabajar el manejo de la ansiedad y habilidades sociales.
  6. Buscar actividades fuera del entorno educativo, donde se relacione con personas totalmente diferentes y donde no se sienta con miedo y estigmatizado.
  7. No fomentar en ningún caso, conductas agresivas, amenazantes o vengativas.

 

Psicologos en Molina, Murcia.

Psicóloga Infantil.

 

 

Acoso Escolar o Bulling

Acoso Escolar o Bulling

El bullying es el acoso acoso y/o intimidación de una o varias personas ( abusadores) a otra (la víctima), dentro del ámbito escolar. El acosador o acosadores repiten esta conducta de forma regular durante un tiempo y disfrutan sintiéndose superior al acosado y con el sufrimiento de la víctima. La exposición repetida de esta condición por parte de la víctima puede traer consigo consecuencias graves a nivel psicológico y físico.

Las causas del acoso escolar pueden ser diversas, pero suele coincidir que las víctimas tengan una baja autoestima y tiendan a sentirse miedosas e inseguras.

El Bulling puede provocar diferentes efectos en la víctima, siendo el más grave el suicidio.

 

Las víctimas de acoso escolar suelen presentar:

1. Estrés

Las víctimas de acoso escolar presentan estrés no solo durante la época escolar sino también años después. En diferentes estudios los resultados demuestran que las personas que sufren acoso escolar segregan más cortisol, una hormona directamente relacionada con el estrés.

Por ello, a largo plazo en estas personas, pueden aparecer enfermedades mentales.

2. Ansiedad y depresión

Las víctimas de acoso tenían un mayor riesgo de sufrir trastornos de ansiedad y del estado de ánimo, más concretamente agorafobia, crisis de pánico y ansiedad generalizada, así como depresión y aislamiento social.

3. Trastornos psicosomático

4. Problemas en la socialización y en el futuro laboral

5. Suicidio

Existen diferentes tipos de bulling:

1. Bullying verbal. En este caso, el acosador insulta, amenaza, intimida, hace chistes y frases excluyentes sobre el aspecto, la condición sexual, la religión, la raza o la discapacidad de la víctima.

Los niños que sufren  este tipo de bullying pueden estar irritables, malhumorados o mostrar un cambio de apetito. Además suelen aumentar la inseguridad en sí mismos

2. Bullying físico

3. Bullying social o relacional

El objetivo suele ser aislar a la víctima para que no forme parte del grupo. Este tipo es más difícil de detectar, ya que empieza siempre a espaldas de la víctima. Cuando se entera,  la víctima puede muestrar cambios de humor, y evite relacionarse más de lo normal.

4. Cyberbullying

Es el acoso o la intimidación producida a través de las redes sociales, mensajes de texto y correos electrónicos. El acosador difunde falsos rumores, mentiras, amenazas, comentarios sexistas o racistas, causando gran sufrimiento y problemas psicológicos y emocionales en la víctima

5. Bullying carnal

Se caracteriza por comentarios machistas u obscenos, por tocar a la víctima en lugares íntimos o presionar a ésta para que haga algo que no quiere (por ejemplo, ver películas para adultos).

 

 

Psicóloga en Molina de Segura, Murcia

Psicóloga infantil y adolescencia