Un divorcio o separación es algo bastante doloroso para los miembros de la pareja. Al momento emocionalmente complicado que se atraviesa en esos momentos, se suma en ocasiones la presencia de hijos menores.

Para ellos la situación no es solamente dolorosa por la separación de sus padres, sino también porque en ocasiones,  los adultos no tenemos en cuenta que los niños experimentan las situaciones de modo diferente a nosotros. Emocionalmente funcionan de otra manera y la interpretación que hacen de la situación puede ser muy distinta en función de como se les explique y como se gestione la situación.

Hay que evitar que se sientan culpables y responsables de la situación, que se sientan un problema, por las negociaciones o conflictos de los adultos.

Por ello, para evitar sufrimiento innecesario en nuestros hijos, podemos aprender a manejar la situación del modo más saludable posible para nuestros hijos, y para nosotros mismos.thCABW8WBW

Deja tu opinión, sugerencia o petición de información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s