La anorexia puede poner en riesgo varios de los órganos corporales y recursos fisiológicos, particularmente en la estructura y función del corazón y del sistema cardiovascular dando como resultado un ritmo cardíaco bajo (bradicardia).

Por lo general, las personas que padecen de anorexia poseen un balance de electrolitos distorsionado, debilidad muscular, disfunción inmunológica y muerte.

Si se desarrolla anorexia antes de la edad adulta, se  podría  sufrir de  atrofia en el crecimiento y, consecuentemente, de niveles bajos de las hormonas esenciales (incluyendo las hormonas sexuales). La osteoporosis también está asociada con la anorexia.

Los cambios en la estructura y función cerebral se constituyen como señales prematuras de esta condición. La ampliación de los ventrículos del cerebro se cree está asociada con la inanición, y su reversión es parcial aun cuando se retoma un peso corporal considerado como normal.

Entre otros efectos por inanición, se encuentran los siguientes: 

  • Pérdida excesiva de peso
    • El índice de masa corporal es menor a 17,5 en los adultos, o el 85% del peso esperado para los niños
  • Atrofia en el crecimiento
  • Desorden endocrino que conlleva a la interrupción del ciclo menstrual (amenorrea)
  • Reducción de la libido, impotencia en los hombres
  • Síntomas de inanición tales como reducción del metabolismo, ritmo cardíaco lento (bradicardia), hipotensión, hipotermia  y anemia
  • Anormalidad en los niveles corporales de minerales y electrolitos
  • Pérdida del cabello y uñas frágiles en las manos
  • Crecimiento de vellos delgados en todo el cuerpo
  • Temperatura corporal baja, se siente frío constantemente
  • Deficiencia de zinc
  • Reducción de las plaquetas
  • Disminución en la función del sistema inmunitario
  • Aspecto pálido y ojos hundidos
  • Huesos y articulaciones estridentes
  • Hinchazón de ojos y tobillos por recolección de fluidos
  • Caries
  • Estreñimiento
  • Piel seca, labios secos y quebradizos
  • Baja circulación que conlleva a calambres y extremidades cárdenas
  • En casos de pérdida excesiva de peso existe  la posibilidad de que los nervios se deterioren causando dificultad en la movilidad de los pies.
  • Dolores de cabeza
  • Bruxismo constante

Deja tu opinión, sugerencia o petición de información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s