“Psicólogos en Murcia”

imagesCAWZRUQG¿Te has parado a pensar alguna vez que, quizá,  una de las pocas cosas que tenemos  en común todas las personas sea el deseo de ser felices?

No importa la edad, la cultura, la religión, el lugar donde nazcamos, la ideología política, el nivel económico, cultural, clase social…da igual, todos perseguimos lo mismo: Sentirnos felices.

Ahora bien, la cuestión es la siguiente:

¿Por qué si desde que tenemos uso de razón y conciencia de nuestras emociones deseamos algo, nos cuesta tanto alcanzarlo?

¿Por qué no lo logramos, si el deseo de nuestros padres desde el inicio es educarnos para que lo seamos?

¿Hay algo en la vida para lo que nos entrenemos tanto?

Es más ¿En algún momento dejamos de intentarlo?

¿Dónde está el fallo?

Pues bien, desde mi opinión, el fallo está precisamente en  seguir preocupados por encontrar la felicidad, en  seguir esperando un futuro sin vivir el presente, en querer conseguir cosas para ser felices pensando que la

felicidad llegará cuando las consigamos.imagesCACLSQR9

PARA MI LA FELICIDAD  ES LA AUSENCIA DE PREOCUPACION.

Una persona se siente feliz cuando está viviendo un momento de modo tan sereno que no está viviendo otra cosa que el momento que está viviendo.

Cuando mientras disfrutas de algo,  tu mente está vacía de cualquier pensamiento, cuando sólo te llenas de las sensaciones que te evoca la experiencia vivida.

Cuando eres capaz de tomar conciencia del momento real, y dejas de angustiarte por un pasado que ocurrió y de preocuparte por un futuro que no sabemos cómo llegará.

Cuando dejamos de desear lo que no tenemos…

Por ello si la buscamos, si la perseguimos,  parece que nunca llega.

Hace un tiempo, yo me di cuenta, que en todo este aprendizaje para ser felices  a  alguien se le olvidó decirnos que la FELICIDAD venía con nosotros desde el principio.

Sin embargo, si nos repitieron hasta la saciedad, que de las cosas hay que preocuparse, parece que si no te preocupas, no te ocupas. No cayeron en la cuenta que si nos preocupamos, no nos ocupamos

images[5]

Deciros que la preocupación es la gran enemiga de la felicidad

 Una vez leí en algún sitio que existen dos clases de problemas: los que tienen solución y los que no la tienen. Ante los primeros, si tienen solución, ¿para qué te vas a preocupar?  Y ante los segundos, si no la tienen, ¿para qué te vas a preocupar

AFORTUNADAMENTE, A SER FELIZ  y dejar de preocuparse TAMBIÉN SE APRENDE.

Simplemente, Tenemos que reeducar nuestras costumbres a la hora de percibir y sentir.

En este punto podrías pensar: ¡Menuda faena! Toda la vida pensando que lo hacíamos bien y ahora resulta que vamos en dirección contraria. ¿Cuánto tiempo voy a necesitar para ser feliz?

Podría entenderte, pero si lo has pensado, decirte, que vuelvas a leer lo que es la felicidad.

Comenzarás a sentirte feliz en el momento en el que empieces a vivir  y dejes de preocuparte.

Compruébalo tu mismo. Párate a pensar y recuerda:¿en qué momento me he sentido realmente feliz?

images[7]

RECUERDA: ESO ES LA FELICIDAD, LA AUSENCIA DE PREOCUPACIÓN.

Anuncios

Deja tu opinión, sugerencia o petición de información

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s